A la Picota fueron enviados los integrantes del grupo residual “Martín Villa” de Arauca


En la reciente captura de un grupo de personas señaladas de pertenecer a las disidencias del Frente Décimo de las Farc, el Juzgado Segundo Penal Municipal de Arauca, con funciones de control de garantías, impuso medida de aseguramiento en la Cárcel La Picota de Bogotá contra estas personas que tienen influencias en ese departamento del oriente del país.

El material probatorio, como las conversaciones interceptadas de los implicados, presentados en las audiencias concentradas a cargo del fiscal de la investigación, fue suficiente para inferir la participación de estos sujetos en el secuestro del teniente coronel Pedro Enrique Pérez Arciniegas, comandante del Batallón Especial, Energético y Vial N°18, ocurrido el pasado 18 de abril en Saravena (Arauca).

www.Villavoalreves.co 

De la mano con esto, se pudo esclarecer que estarían implicados en el atentado contra un patrullero de la Policía el 28 de noviembre de 2020, el hurto de un vehículo adscrito a la Registraduría Nacional el 14 de enero último, el hurto de otro vehículo, un doble homicidio cometido en zona rural de Saravena el pasado 15 de abril, así como en extorsiones a ganaderos y comerciantes.

Los procesados, detenidos por unidades del CTI de la Fiscalía, la Sijín de la Policía Nacional, las Fuerzas Especiales Urbanas del Ejército Nacional y la Fuerza Aérea Colombiana, pertenecerían al grupo residual ‘Martín Villa’ y fueron identificados así:

Diego León Victoria Bello, alias “Mono Camila”, presunto cabecilla de las milicias urbanas de esta estructura criminal y señalado articulador de actividades ilícitas en varios municipios del departamento.

Javier Emilio Martínez Naranjo, alias “Javier”, segundo al mando de las milicias en Saravena y Fortul, encargado al parecer de coordinar diferentes actividades delictivas como hurtos, extorsiones, tráfico de armas y retención de vehículos. 

Karlina Glaydimar González Rodríguez, alias “Michel”, quien identificó al oficial y alertó sobre su presencia para materializar la retención. Fue capturada en flagrancia por porte ilegal de armas.

Alexánder Solano Villamizar, alias “Chulo”, quien bajo la fachada de taxista supuestamente trasladó a la víctima y a los secuestradores hacia zona fronteriza con Venezuela, la noche de los hechos. Además, movilizaría a integrantes del grupo residual para evadir a las autoridades.

Mireyita Parada Ruedas, alias “Mireya” o “Chiki”, presunta coordinadora logística del grupo residual; planeaba y realizaba hurtos de vehículos, así como secuestros.

Jhoman Andrés Villamizar Vargas, alias “Enano”, presunto miliciano con injerencia en Saravena y Fortul y quien habría ayudado a coordinar el atentado contra el patrullero, también se presume su participación en enfrentamientos contra el Ejército y el cobro de extorsiones a conductores.

Frank Arley Ortega Molina, capturado en flagrancia por porte ilegal de armas.

Los detenidos les serán imputados los cargos por la Fiscalía, según su grado de responsabilidad y participación, por los delitos de concierto para delinquir agravado, secuestro simple agravado, tentativa de homicidio agravado, hurto calificado y agravado, y porte ilegal de armas de fuego.