Abierto concurso para el diseño del Parque Metropolitano Alma Viva en Villavicencio


El alcalde Felipe Harman calificó, como un sueño de los villavicenses, al abrir oficialmente la convocatoria del concurso para que un arquitecto colombiano y su equipo realicen los diseños del parque, que se convertirá en marca ciudad, símbolo de una cultura pujante, y que permitirá creación de ciudadanía y sentido de pertenencia.

Harman, en compañía del presidente de la Sociedad Colombiana de Arquitectos SCA, Alfredo Reyes, y uno de los jurados del concurso, Diana Weisner, abrió esta iniciativa que busca que 21 hectáreas se conviertan en uno de los proyectos más estratégicos e importantes para la ciudad, lo que permitirá que la capital del Meta esté a la altura de las grandes ciudades del país y porque no, del mundo.

El mandatario explicó, “Estamos hablando de una obra, en la que además de su calidad, se garantizará un espacio público digno para la gente, que va a generar identidad y arraigo a la ciudad”.

El presidente de la SAC, Alfredo Reyes, quien está a cargo del concurso público del diseño del Parque, manifestó que “en los últimos años no hay antecedentes de un proyecto de esta magnitud, y recalcó que espera que concurra lo mejor de la arquitectura y el urbanismo colombiano”.

www.Villavoalreves.co

En los terrenos donde será construido el parque Metropolitano Alma Viva, se encontraron especies que llevan años a la espera de ser descubiertas. Un santuario esculpido por la naturaleza, que llena de asombro, es un privilegio contar con un pulmón verde en el corazón de la ciudad.

El concurso pretende que los proponentes entreguen un diseño de un bosque urbano que se convierta en un pulmón verde para Villavicencio, una especie de Central Park, en 21 hectáreas, que logre un diseño de recreación pasiva que permita vincular las riquezas naturales del Piedemonte Llanero a un escenario que conviva con infraestructura de memoria histórica y zonas comerciales.

Así lo señaló el arquitecto Harold Barreto, asesor de la Alcaldía Municipal en el desarrollo de este proyecto, quien explicó que la obra tendrá un costo cercano a los $20.000’000.000, y que su construcción se llevará acabo durante tres años.

Importante resaltar, que la financiación del parque estará cubierta con recursos propios de la Alcaldía de Villavicencio, con el recaudo del impuesto de plusvalía y con un crédito de Findeter para el desarrollo de obras territoriales. El jurado estará integrado por los arquitectos Alfonso Vegar de España, Martín Rey de Argentina y Ángel Núñez de Villavicencio. También, por las expertas en paisajismo y docencia Diana Weisner y Gloria Aponte. Finalmente el ganador del concurso se anunciará el 16 de diciembre.

El anteproyecto ganador tendrá como premio un contrato para diseñar el proyecto en fase de detalle.

Lineamientos generales del concurso:

  • La finalidad del parque será proteger el ecosistema existente, y permitir que la población pueda conocer e integrarse con la naturaleza, lo que posibilitará identificar los valores paisajísticos de la región.
  • Se debe valorar y propiciar la exaltación en este proyecto bajo el concepto de especies icónicas para la región de la altillanura.
  • Solo se desarrollarán equipamientos de carácter cultural con enfoque ambiental y turístico. Este será el Museo de la Biodiversidad, Etnicocultural e Identidad Llanera. Este lugar será concebido como un espacio que represente de forma gráfica la riqueza más representativa del Piedemonte Llanero.
  • El Parque se desarrollará en medio de elementos que permitan la recreación pasiva, con el fin de procurar el máximo aprovechamiento de los valores biofísicos existentes, conservando su entorno natural, en cumplimiento al modelo de ciudad definido en el Plan de Ordenamiento Territorial POT.
  • Los cuerpos hídricos Caño Arrocito y Rosa Blanca serán el punto de partida del diseño paisajístico, que por medio de la franja de protección ambiental se crearán espacios de circulación, recreación y conexión con todo el parque.