Capturaron a dos cabecillas disidentes de la Farc, involucrados en terrorismo y homicidios en el Meta

La Fiscalía General de la Nación judicializó a 2 de los señalados cabecillas de la estructura conocida como Jorge Briceño Suárez por crímenes contra civiles e integrantes de la fuerza pública en el oriente del país, y avanzó en el esclarecimiento de, por lo menos, 9 homicidios ocurridos durante el último año.

Inicialmente, fue presentado ante un juez  Diego Ferney Molina Ramírez, alias ‘Duver Díaz’. Este hombre fue capturado por ser uno de los presuntos cabecillas de la comisión Marco Aurelio Buendía del autodenominado frente Jorge Briceño Suárez. la Fiscalía lo vinculó por nuevos hechos ilícitos ocurridos entre finales de 2021 y 2022, estos son:

• Atentado al Batallón Pantano de Vargas del Ejército Nacional, en Granada (Meta), que dejó un civil y un soldado muertos, y nueve personas heridas, el 9 de febrero del año en curso. 

• Homicidio de un hombre y su hijastro de 16 años, en la vereda El Triunfo, en Vista Hermosa (Meta), el 5 de febrero. 

• Crimen de los patrulleros Hermes Alberto Mora Guevara y José Edison Rivera garrido, en Lejanías (Meta), el 11 de enero

www.Villavoalreves.co

Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales imputó a alias Duver Díaz los delitos de: homicidio agravado, concierto para delinquir agravado, terrorismo; fabricación, tráfico porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos; y fabricación, tráfico porte de armas, accesorios, partes o municiones.

 ‘Torres’ o ‘El Gordo’

De otra parte, en una acción conjunta de la Fiscalía, el Ejército Nacional y la Policía Nacional  fue capturado Jhon Jairo Bejarano Gallego, alias ‘Torres o El Gordo’, quien sería una de las personas cercanas a ‘Duver Díaz’.

El material de prueba indica que también habría participado en el homicidio de un hombre ysu hijastro, en zona rural de Vista Hermosa (Meta). Alias Torres, al parecer, disparó indiscriminadamente contra las víctimas y les puso un cartel en el que indicaba que fueron asesinadas por ser supuestos informantes de la fuerza pública y no acatar las órdenes impartidas por las disidencias en la región.

Adicionalmente, estaría involucrado en el cobro de extorsiones a comerciantes, ganaderos y empresarios, en medio de amenazas de muerte. Por estos hechos, la Fiscalía le imputó los delitos de: homicidio agravado; concierto para delinquir agravado; fabricación, trafico porte de armas, municiones de uso restringido, uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos agravado; y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.