Desmantelada banda que adulteraba medicamentos por productos falsos o ya vencidos


Una red criminal que se dedicaba a extraer medicamentos de uso institucional de hogares geriátricos, de entidades de salud o de contrabando en mal estado o vencidos, fue desmantelada por la Fiscalía General de la Nación en Palmira y Buga (Valle del Cauca), Pereira (Risaralda), Medellín (Antioquia) y Bucaramanga (Santander). La banda alteraba o borraba los registros de fabricación, las fechas de vencimiento y otros mecanismos de identificación a los medicamentos, para luego ponerlos a la venta, y ser enviados a cualquier ciudad del país en buses intermunicipales o como encomiendas, entre neveras de icopor y sin las medidas de conservación; igualmente los comercializaban a menor precio en droguerías y a través de distribuidores que los reingresaban al sistema de salud.

www.Villavoalreves.co 

Las investigaciones por la Fiscalía mostraron que, en los centros de atención para los adultos mayores, cambiaban medicamentos auténticos por productos falsos para enfermedades como cáncer, diabetes, artritis, hipertensión, hemofilia y afectaciones respiratorias, cardiovasculares y psiquiátricas, entre otras. Las denuncias recibidas de personas que recibieron tratamientos para la leucemia alterados y que no generaron efectos adversos, fue lo que permitió a la Fiscalía identificar a los posibles articuladores de la red ilegal.

Funcionarios del CTI de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, con apoyo del Ejército Nacional y peritos de laboratorios farmacéuticos, capturaron a ocho presuntos integrantes de esta estructura, en el procedimiento de captura, fue incautado más de una tonelada de medicamentos adulterados, cuyo valor podría alcanzar los $25.000 millones. Adicionalmente, se encontraron $300’000.000, 13.000 dólares, discos de almacenamiento, teléfonos celulares, documentos contables y otros elementos.

Entre los detenidos se encuentra una enfermera de un hogar geriátrico en Palmira (Valle del Cauca), además de los encargados de mantener contactos con las entidades de salud, los coordinadores de las actividades de adulteración y los que distribuyen los medicamentos. Los procesados son:

Luis Eduardo Aguirre Morantes.
Blanca Stella Torres Hurtado.
Martha Cecilia Palacios Mena.
Melba Galvis López (enfermera).
Manuel Pantoja Beltrán.
Luis Antulio Maldonado Cáceres.
Gabriel de Jesús Granada Taborda.
Joselín Ararat Ospina (captura en flagrancia).

La Fiscalía solicitó a los jueces de control de garantías imponer a los procesados medidas de aseguramiento privativas de la libertad, y los Fiscales del Eje Temático de Protección a la Propiedad Intelectual de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, les imputaron a los capturados delitos como: corrupción de alimentos, productos medicamentos o material profiláctico; enajenación ilegal de medicamentos; usurpación de derechos de propiedad industrial; ilícita explotación comercial, y concierto para delinquir.