El nuevo gobierno establecerá dos fuentes alternas para el acueducto de la ciudad

Un problema de nunca acabar, así se convirtió el racionamiento de agua en el Acueducto de Villavicencio luego de la dificultad en la Bocatoma de Quebrada Honda; situación que ha dejado sin servicio de agua en reiteradas veces a la ciudad.

De esta manera, a raíz de la visita del presidente Gustavo Petro, el alcalde Felipe Harman, aseguró que iniciarán un dialogo con el Ministerio de Vivienda y la Unidad de Gestión de Riesgo, para concretar dos rutas alternas para el acueducto de la capital del Meta.

www.Villavoalreves.co

Sin olvidar lo complejo que ha sido la situación por las inundaciones. También, y en conjunto con la Gobernación del Meta, se confirmó la ejecución de un contrato con la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo para intervenir el río Guayuriba, para lo cual se está esperando que baje el nivel del río.

Otro de los compromisos adquiridos es la diversificación y aprovechamiento de fuentes alternas como el sol, desde la Electrificadora del Meta (EMSA), que permita superar la crisis que se viene presentando en la prestación el servicio en el departamento, asegurando las adecuaciones necesarias con el Ministerio de Minas.

Finalmente, en Villavicencio ser plantea la posibilidad de constituir 25 equipos de salud pública, para poner en marcha el sistema de prevención ‘Salud a su casa’, en el que cada grupo tendrá a su cargo la atención de 250 familias.