En dos años aumentó en un 488% las matrículas de estudiantes venezolanos en Colombia


La situación social y económica de Venezuela ha obligado a millones de ciudadanos a salir del país en busca de mejores oportunidades. Según Migración Colombia, hasta abril, alrededor de dos millones de venezolanos estarían radicados en Colombia, país fronterizo.

El Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Universidad Javeriana, reveló un análisis de cifras sobre la evolución de la matrícula de ciudadanos venezolanos en los colegios oficiales del país.

Según el análisis, entre 2018 y 2019, el registro de matrícula oficial en la educación preescolar, básica y media de estudiantes venezolanos en Colombia aumentó un 488%, pasando de 32.213 a 189.382 estudiantes.

El análisis concluyó que el aumento de estudiantes venezolanos matriculados puede deberse a tres factores:

  • El aumento del 36% en el número de migrantes entre 2018 y 2019
  • El levantamiento de las restricciones para acceder a la educación
  • Un mejor registro de la información de los estudiantes provenientes de Venezuela.

www.Villavoalreves.co  

Por esa razón, según el laboratorio, “es importante diseñar políticas para lograr una integración de la población migrante y destinar recursos adicionales para garantizar una oferta de educación oficial básica y media en condiciones de alta calidad, inclusión, bienestar y permanencia”.

Igualmente, se detectó que, a mayor grado escolar, menor cantidad de estudiantes venezolanos matriculados en el sistema educativo colombiano.

Este último indicador podría deberse, según el LEE, a que los niños, niñas y adolescentes son obligados a llevar un sustento a casa; a tener una participación en los ingresos para el sustento del hogar; o, también a que aún existen dificultades para que los estudiantes extranjeros reciban el título de bachiller y presenten el ICFES.

Por su parte, las instituciones oficiales alrededor del país se han visto obligadas a adoptar diferentes medidas con el fin de atender la demanda y atender a esta población vulnerable.

“Los estudiantes venezolanos tienen necesidades diferentes y son una población vulnerable, lo que implica desafíos en términos del diseño e implementación de políticas públicas”, dice el análisis.

Debido al suceso, el análisis recomienda aumentar y focalizar los recursos, especialmente en regiones con mayor cantidad de población migrante, además de realizar campañas contra la discriminación y xenofobia en las instituciones y realizar acompañamiento psicológico a estos estudiantes.