Entró en funcionamiento la Galería 7 de Agosto en Villavicencio


Todos recordarán la antigua plaza de mercado del barrio Siete de Agosto de Villavicencio, proyecto que se convirtió en un elefante blanco por más de diez años; hoy, gracias al alcalde Felipe Harman, la Galería 7 de Agosto abrió sus puertas para reunir en un solo lugar los mercados campesinos, el arte y la gastronomía de la región; lo cual, convertirá el sitio en un referente turístico para la ciudad.

 “Queremos que Villavicencio deje de tener el deshonroso segundo lugar de las ciudades con más elefantes blancos del país y por eso recuperamos este espacio para la ciudad, para la dignidad”, manifestó el alcalde.

Son 44 stands en donde están ubicados campesinos, pequeños productores, transformadores, productos indígenas, artesanos, venta de flores exóticas y allí también estarán presentes los vendedores informales que por años han estado ubicados en el sector del Siete de Agosto.

www.villavoalreves.co

Las asociaciones productoras se hicieron presentes al evento, las cuales, estarán ofreciendo sus productos en la Galería y a partir de la fecha, este espacio estará en funcionamiento para que propios y visitantes se acerquen a realizar sus compras y conocer de primera mano la diversidad de productos.

Es un espacio de reactivación directa de los campesinos de la región, que tendrá puestos rotativos para las familias campesinas de todas las veredas de Villavicencio, que permita la comercialización directa de sus productos y que también sirva para descubrir la ruralidad de Villavicencio.

Igualmente, es un espacio para el arte, con la posibilidad de tener un auditorio para conciertos y otras actividades culturales y sociales, con murales que los artistas han plasmado sobre los muros de la Galería.

“Lo que queremos es que esta Galería se convierta en un atractivo turístico, donde con orgullo, dedicación y con esfuerzo, podamos traer a muchísima gente que quiere conocer nuestra tradición, nuestra cultura, nuestra gastronomía y nuestro mercado, de manera que el olvido y la desidia se convierta en un espacio de dignidad de los campesinos”, resaltó el alcalde Felipe Harman.