Haga uso correcto del casco, evítese sanciones y posible inmovilización


Recuerde que a partir del 23 de enero de 2021 comenzará a regir la Resolución No. 20203040023385 de 2020 del Ministerio de Transporte, que endurece las medidas de protección que deberán tener los motociclistas al usar cascos. Según la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el fin de esta resolución es “disminuir y evitar lesiones o traumas craneoencefálicos a los usuarios de motocicleta involucrados en un siniestro vial”.

Luis Lota, director de la entidad, explicó que esta medida no implica que los motociclistas tengan que cambiar su actual casco de protección, “pero sí se recomienda hacer el cambio cuando el casco haya sufrido golpes considerables, se encuentre en mal estado o el sistema de retención presente daños o averías que no permitan asegurarlo de manera adecuada”.

La resolución señala que quienes usen mal el casco serán sancionados con una multa de 15 salarios mínimos diarios, que para el año 2021 son unos $454.000 aproximadamente. Además, la no utilización del mismo dará lugar a la inmovilización del vehículo.

Igualmente, habrá lugar al comparendo si el usuario no cumple con las reglas de uso establecidas. Así, por ejemplo, si una persona tiene un buen casco, pero no se lo abrocha bien, podrá recibir la sanción monetaria.

www.Villavoalreves.co

Habrá tres condiciones vitales para los cascos:

1. La cabeza del usuario de motocicleta debe estar totalmente inmersa en el casco, es decir, que ocupe toda su cavidad interna, para ofrecer mayor protección a las partes de la cabeza que el casco debe proteger según su diseño. También debe estar abrochado a través del uso del sistema de retención, sin correas rotas, ni broches partidos e incompletos.

2. No se podrán portar dispositivos móviles de comunicación o teléfonos que se interpongan entre la cabeza y el casco, excepto si son utilizados con accesorios o equipos auxiliares que permitan tener las manos libres.

3. Para el caso de los cascos con cubierta facial inferior movible, conocidos como abatibles o modulares, la misma siempre debe ir cerrada y asegurada durante los recorridos.

“Con esta resolución se busca que los motociclistas y sus acompañantes cumplan con unas condiciones mínimas al momento de utilizar el casco. Esto, sumado a la calidad del producto, garantiza que el desempeño del casco protector puede evitar o mitigar lesiones craneoencefálicas que el usuario pueda sufrir en caso de un siniestro vial”, añadió Lota.

Además de las consideraciones adoptadas en la nueva norma, es recomendable que los motociclistas siempre verifiquen que su casco cumpla con estándares de calidad, que mantengan limpio y desinfectado el interior y exterior, que no sea expuesto a golpes considerables, por ejemplo, caídas desde la altura de la silla de la motocicleta.

 De igual forma, deben conocer la medida del perímetro del cráneo y usar cascos de la talla correcta.

Resolución No. 20203040023385 de 2020