Impactantes revelaciones: la masacre de tres jóvenes en Sucre, se trataría de falsos positivos

Un hecho ocurrido el pasado 25 de julio en el departamento de Sucre, mantiene consternada a la comunidad, debido a la masacre que dejo sin vida a tres jóvenes, Carlos Ibáñez, Jesús David y José Arévalo, quienes, al parecer, fueron acusados por ser presuntos integrantes del Clan del Golfo.

En el suceso, se vería implicado un coronel de la Policía, identificado como Benjamín Núñez, que, sin medir palabra, disparó a ‘sangre fría’ contra las víctimas, un caso que se trataría de ‘falsos positivos’.

Comandante Benjamín Núñez

“Cuando íbamos por una parte del camino, el señor coronel le dio el primer disparo a uno de los sujetos que estaba herido (Jesús David Díaz). Al momento quedamos atónitos, no sabíamos qué hacer ni qué decir. Él cogió y les dio otros dos tiros a los otros dos que estaban ahí. Y nosotros, sin decir nada en el momento, y callados, con miedo por alguna represalia del mando, de pronto de cualquiera, ya que somos los más nuevos”, relató un uniformado quien presenció la barbarie.

www.Villavoalreves.co

Además, agregó que: “Núñez extralimitó su fuerza contra los presuntos responsables, pues antes de dispararles, fueron torturados, golpeados y finalmente asesinados”.

Los jóvenes fueron señalados de haber asesinado al patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, de 25 años, en el municipio de Sampués.

Producto del asesinato del patrullero Ruiz “se desplegó un plan candado en el municipio de Sincelejo, corregimiento de Chochó, en el que la Policía cercó el área circundante a los hechos para tratar de contener a los asesinos”, indicó el senador Flórez.

Hasta el momento se conoce que fueron suspendidos ocho uniformados: el teniente coronel Benjamín Núñez Jaramillo, la subteniente Camila Biriticá Valencia y los patrulleros Bernardo Pontón, Diana Puerta, Leila Ávila, Jesús Bolaños, Huber Mieles y Álvaro Álvarez.

Este es el momento justo donde los uniformados entregan a los jóvenes a un centro médico.