Judicializados los dos últimos integrantes del GDO “Las Juanas” por extorsión en el Meta


Por solicitud de la Fiscalía Seccional de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Granada – Meta, aseguró a William Armando Contreras Tarazona y Laura Camila Piamba Bustos, con detención en centro carcelario y domiciliaria, respectivamente, como presuntos responsables de exigir dinero a comerciantes, ganaderos y agricultores en el Meta y otros departamentos del país.   

La Seccional Meta judicializó a estas dos personas quienes serían las últimas que faltaban por capturar del Grupo Delincuencial Organizado (GDO) Las Juanas, conformado por 15 miembros.    

Según varias denuncias, propietarios de estaciones de servicio y comerciantes en general de la región del Ariari, sur del Meta, entre 2019 y 2020 venían siendo extorsionados por parte de quien, al parecer, se identificó como alias Juanito, supuesto ex cabecilla del grupo armado organizado GAO Clan del Golfo o Autodefensas Gaitanistas de Colombia, quien permanece recluido en un centro penitenciario. 

www.Villavoalreves.co

Desde allí se presume que hacía las llamadas extorsivas a sus víctimas, a las cuales habría amenazado de muerte o de atentar contra sus familias o sus propiedades si se negaban a pagar las exigencias económicas.   

Información recaudada por investigadores del CTI de la Fiscalía evidenciaría que los tentáculos de este grupo delincuencial alcanzaron a afectar a ciudadanos de los departamentos de Meta, Arauca, Cundinamarca, Antioquia, Huila, Valle, Risaralda, Cauca y Nariño.   

Mediante orden judicial, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía con apoyo del Grupo Gaula del Ejército Nacional materializó las capturas de Contreras Tarazona, en Cúcuta – Norte de Santander y de Piamba Bustos, en Pitalito – Huila. 

De acuerdo con lo establecido, el hombre sería el encargado de las finanzas de la organización, mientras que la mujer presuntamente se dedicaba al cobro de los dineros exigidos a las víctimas, de los cuales el grupo habría recaudado cerca de $300’000.000 producto de extorsiones, en el 2020. Ninguno aceptó los cargos que el ente acusador les formuló por el delito de extorsión agravada. 

Estas dos capturas se suman a las de los otros presuntos integrantes (12 mujeres y 1 hombre), materializadas el pasado 31 de octubre.