La Corte Suprema de Justicia reconoce bipolaridad como causal para interrumpir un proceso


La Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia avaló como causal para interrumpir un proceso en curso ante ese tribunal, la incapacidad médica por trastorno bipolar que entregó un abogado.

El jurista que era el apoderado judicial de una mujer en trámite de casación, le solicitó a la Corte suspender el proceso por lo que estaba afrontando quebrantos de salud que le impiden asumir el caso en este momento, por lo que aportó una incapacidad de 30 días que emitió una clínica por un trastorno afectivo bipolar.

La Sala Laboral de la Corte Suprema, al estudiar la solicitud, dijo que un proceso se puede interrumpir por muerte, enfermedad grave o privación de la libertad del apoderado de alguna de las partes; ya que en el caso de la enfermedad grave, esta se entiende como la que “impide al apoderado realizar aquellos actos de conducta atinentes a la realización de la gestión profesional encomendada, bien por sí solo o con el aporte o colaboración de otro”.

www.Villavoalreves.co

“La Sala observa que la situación padecida por el apoderado a raíz de su condición, debidamente certificada, se ajusta a los supuestos previstos en la norma precitada y al criterio de la Corporación, toda vez que la afectación en la psiquis del profesional del derecho aparece suficiente para interferir de manera significativa su vida cotidiana, poniéndolo para el anotado término en una situación irresistible e invencible que le impidió delegar las facultades entregadas en el mandato y le restringió el normal desarrollo de las actividades”, dice el pronunciamiento.

Aún así, la Corte indicó que “soportado en diferentes textos científicos que orientan el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de esta patología psiquiátrica, verbigracia, la «Guía Práctica Clínica sobre Trastorno Bipolar» de 2012 del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España”.

Citando dicha guía, la Corte validó que el trastorno bipolar “se considera un trastorno mental grave ya que produce una importante afectación en el funcionamiento de los sujetos y en su bienestar, con repercusiones tanto durante los episodios como en los períodos intermedios”.