La Gobernación del Meta recuerda que la quema de pólvora afecta a los animales y al medio ambiente


La pólvora contiene sustancias altamente nocivas para la fauna, los bosques y las áreas protegidas, por eso, la Gobernación del Meta, a través de la Secretaría de Ambiente, enumera alguna de las afectaciones y hace un llamado de prevención para disfrutar las fiestas sin juegos pirotécnicos.

Sergio Iván Muñoz, secretario de Ambiente del Meta manifestó que, “el material o residuo de las quemas de pólvora que quedan en el aire es tan nocivo para los humanos como para los animales, la fauna y el medio ambiente; los juegos pirotécnicos y demás elementos pueden provocar incendios en los ecosistemas, que terminan por destruir el hábitat natural de las especies. Además, los palos de los voladores caen sin control y se pueden enredar en los árboles, causando afectaciones a los nidos y los diferentes seres vivos”.

Pese a la prohibición de su uso en el Meta y gran parte del país, la pólvora deja secuelas letales, como lo demuestran análisis del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Uno de ellos dice que el ruido y los gases que forman la quema de pólvora afectan a toda la fauna doméstica y silvestre, generando desplazamiento en los nidos de diferentes especies de animales, además de provocar estrés, alterar su sistema nervioso e incluso volverlos violentos.

Las aves, por ejemplo, son altamente sensibles a las explosiones, en especial durante sus tiempos de descanso y de cría, lo que puede afectar el ritmo cardíaco provocándoles infartos. En el departamento del Meta hay 598 especies de aves, el tercer departamento a nivel nacional en avistamiento de aves.

www.Villavoalreves.co

Una reacción similar la sufren los animales como perros y gatos, que soportan en su sistema auditivo hasta 80 decibeles y la pólvora o juegos pirotécnicos superan los 200 decibeles; algunos síntomas adicionales en ellos son desorientación y pánico.

   

Otro factor que impacta a los ecosistemas estratégicos, según publicaciones de Cormacarena, es el residuo que dejan los juegos pirotécnicos al estallar, provocando chispas que generan incendios forestales en las coberturas vegetales secas. Esos fragmentos o partículas de pólvora, que aún están incandescentes, pueden generar quemas no controladas, teniendo en cuenta el comienzo de la temporada seca en el departamento, además de los compuestos químicos que contaminan el aire y las fuentes hídricas.

Se estima que en los 29 municipios del Meta existen aproximadamente 109.898 perros y 45.932 gatos, para un total de 155.830, según el último censo realizado por el Ministerio de Salud, a través del reporte de vacunación antirrábica de perros y gatos, realizado en el año 2017. 

 Así mismo, tras el trabajo que adelanta la Secretaría de Ambiente del Meta se han registrado más de 50 albergues donde se encuentran cerca de 3.000 perros y gatos sin hogar.

Vale la pena recordar, que el pasado 7 de diciembre el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, confirmó que los 29 alcaldes del departamento emitieron el acto administrativo para la prohibición y no manipulación de la pólvora en niños y adultos durante el mes de diciembre. Esta decisión busca no solamente no tener quemados, ni congestionar las salas de urgencias de los hospitales, sino también cuidar y proteger a los animales que sufren por estallidos de los juegos pirotécnicos.

Por último, el funcionario invitó a la comunidad de todo el departamento a no utilizar la pólvora, a cuidar el ambiente, a reducir la contaminación y a disfrutar de la navidad en armonía con nuestra fauna y nuestros bosques.

“La protección de nuestros animales y el medio ambiente es una de las apuestas fundamentales del Gobierno Departamental. Por eso buscamos sensibilizar a los metenses en la no quema de pólvora durante estas fiestas, no solamente para proteger a nuestras familias de posibles quemaduras sino a los animales del departamento”, agregó.