Nueva reforma al Código Disciplinario de la Procuraduría General de la Nación


Este miércoles 16 de junio, fue aprobada la reforma al Código Disciplinario de la Procuraduría General de la Nación, con 53 votos a favor y nueve en contra en el Senado de la República. Esta reforma busca fortalecer los poderes que tiene el organismo de control, otorgándole funciones jurisdiccionales y de policía judicial, a la vez que se le otorgan facultades al presidente de la República para reformar la planta de personal de esta entidad.

www.Villavoalreves.co 

Esta idea surgió a mediados del año pasado, después que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenara al Estado colombiano por restringir los derechos políticos de Gustavo Petro, quien fue destituido en 2013 por la Procuraduría, en cabeza de Alejandro Ordóñez. Sin embargo, esta nueva reforma ha causado descontento no solo en la bancada política opositora, sino en la ciudadanía. 

El argumento central de la bancada opositora ha sido el de otorgarle funciones judiciales al Ministerio Público; pensando que podría ser utilizado con fines de persecución a dirigentes políticos. 

Otro punto polémico son las nuevas funciones de policía judicial al procurador, puesto que estas estarán sujetas al control de un juez de control de garantías, para adelantar interceptaciones, allanamientos y otro tipo de procedimientos. Ante esto, el Consejo Nacional de Estado (CNE), manifestó su negativa ante la reforma, puesto que no consideran que la Procuraduría constitucionalmente forme parte de la rama judicial, y por ende sus fallos pueden ser sometidos a un juicio en la jurisdicción contencioso administrativo.