Otra farmacéutica de EE.UU creó vacuna contra el covid-19 que alcanzaría una efectividad del 94,5%


Según la empresa de biotecnología estadounidense Moderna, su vacuna contra el virus reportó buenos datos preliminares, además de demostrar que no requiere de un almacenamiento ultra frío, haciéndola más accesible y diferente a la de Pfizer. Si bien, la OMS afirmó que solo con una vacuna no se resolverá la pandemia. Por su parte, ONU reportó un récord de casos durante el fin de semana y países europeos como Portugal, Rusia e Italia ampliaron medidas anti-infecciones.

La farmacéutica anunció que su vacuna contra el virus registra una eficacia del 94,5%, de acuerdo a los datos provisionales de su ensayo clínico, estos resultados superan incluso las mejores expectativas sobre su proceso de inoculación frente al Covid-19 que afecta a todo el planeta.

Después de que la semana pasada la empresa Pfizer informara de que su vacuna también alcanza resultados de inmunización por encima del 90%, se espera que Estados Unidos pueda tener aprobadas dos vacunas para este diciembre, con hasta 60’000.000 de dosis disponibles.

www.Villavoalreves.co  

El próximo 2021, Estados Unidos podría tener acceso a más de mil millones de dosis solo de estos dos fabricantes de vacunas, cifra que supera las dosis necesarias para los cerca de 330’000.000 de personas que residen en suelo estadounidense.

Además, explicó que, a diferencia de la vacuna de Pfizer, la suya no necesita un almacenamiento ultra frío, es más resistente de lo esperado a las temperaturas promedio de 2 a 8 grados durante 30 días, y se puede almacenar por hasta seis meses a menos de 20 grados, temperatura que pueden proporcionar refrigeradores ordinarios y que además permite distribuirla usando la infraestructura de almacenamiento y envío de cadena de frío ya existentes.

Eso abre la puerta para su uso en lugares de difícil acceso que podrían no ser apropiados para la vacuna de Pfizer que, en cambio, necesita un almacenamiento a menos de 70 grados y por hasta cinco días.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que tener la vacuna no será suficiente para acabar con el virus y afirmó que las primeras dosis serían en cantidades “limitadas y, por consiguiente, el personal sanitario, las personas de edad y las que tienen mayor riesgo tendrán la prioridad, y esperamos que ello reduzca el número de muertos y permita resistir a los sistemas de salud”.