Plantón de recicladores en la sede de Superintendencia de Servicios en Bogotá


Los recicladores se declaran perjudicados por la decisión de la SuperServicios de aplazar el reporte del material aprovechado.

Según el organismo de vigilancia, la medida busca evitar cobros indebidos a usuarios de la recolección de aseo en todo el país.

www.Villavoalreves.co

Los recicladores que completan más de 24 horas de protestas al frente de la sede de la Superintendencia de Servicios en el norte de Bogotá, aseguraron que no se irán hasta que se les resuelvan sus peticiones.

La superintendente Natasha Avendaño, mostró su disposición a recibir a líderes de la manifestación en tanto que no se supere un grupo de seis personas.

“El día a día de nosotros es ir mirando en las bolsas qué nos sirve. Muchos usuarios tienen la cultura de reciclar y no tenemos que esculcar, pero la mayor parte de las veces nos toca meternos en las canecas para llevar sustento a nuestras casas”, añadió Vásquez.

“Son materiales que ha hemos recogido y facturado, no son (reportes) mentirosos. Dicen que no recogemos esa cantidad de material, que todos los usuarios no lo generamos”, afirmó la lideresa.

www.Villavoalreves.co

“Los que nos están robando son los de la Superintendencia de Servicios”, aseguró Olga Vásquez, lideresa de la Asociación de Recicladores de Bogotá.

Según la vocera, el gremio se encuentra entre la espada y la pared por el no pago de la reversión.

Según la superintendente, no se está culpando de las aparentes irregularidades a los recicladores, sino que la responsabilidad recae quien está cargando erróneamente la información.

“Nosotros tuvimos toda la disposición de reunirnos. Pero ellos dicen que si no son 60 personas en las oficinas en la Superintendencia no se sientan”, complementó.

“Hemos logrado la reversión de 68.000 toneladas que no hacen parte del servicio público de aseo, que equivalen, aproximadamente, a $10.000 millones, cuyo cobro no fue autorizado a los prestadores, ni trasladado a los usuarios”, declaró la funcionaria.