S.O.S Arauca


Más de 300.000 personas pertenecientes al departamento de Arauca, se encuentran gravemente afectadas desde el pasado 4 de julio, ya que no cuentan con energía eléctrica, no hay camas UCI para pacientes covid-19 y la temporada de invierno ha causado inundaciones en varios sectores.

Todo esto ha hecho que el gobernador, Facundo Castillo, redoble los esfuerzos para encontrar apoyos a nivel nacional, con el objetivo de contrarrestar los estragos del momento; que incluso lo ha llevado a declarar la calamidad.

www.Villavoalreves.co 

Actualmente no hay manera de salir de Arauquita, Saravena y Fortul, los tres municipios no tienen comunicación terrestre por la afectación de la ola invernal, lo que ha impedido desplazarse hacia el interior del país o hacia el resto del departamento. El mandatario explicó que debido a la ocupación del 100% de camas UCI, no se ha podido atender adecuadamente a la población que padece de la enfermedad, otra problemática ha sido el daño geológico en Norte de Santander que afectó más de ocho torres que conducen la energía en todo el departamento.

Las inundaciones han generado daños en las vías primarias, secundarias y terciaras, arrasando con más de cinco puentes, el piedemonte de Arauca se encuentra totalmente incomunicado, y se declaró calamidad pública en el departamento de Arauca; donde cinco de esos siete municipios, se encuentran en calamidad pública.

Los arroceros y otros productores han perdido gran cantidad de productos, ya que el invierno ha hecho que se desborden los ríos, afectando las sabanas de los municipios araucanos.