¿Sabes cómo usar correctamente el tapabocas?


Se cumple un año de pandemia y nos hemos dado cuenta que la mascarilla es una de nuestras mejores aliadas para protegernos del coronavirus; pues, reduce de forma importante la exhalación de pequeñas partículas por parte de las personas infectadas y disminuye la exposición a las mismas para quienes no tienen el virus.

Sin embargo, son varias las controversias que se han dado últimamente sobre la necesidad de usar una o dos mascarillas para protegerse mejor de este virus. Los Centros estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) realizaron un estudio en el que se evidencia que dos mascarillas superpuestas o un tapabocas quirúrgico bien ajustado ofrecen una protección reforzada contra el COVID-19. Aunque, la doble mascarilla no está recomendada en todos los casos.

Según este estudio, los tapabocas de tela y los quirúrgicos suelen quedar más sueltos que los KN95 (o FFP2), aumentando el riesgo de que el aire y las pequeñas gotas respiratorias se escapen por alguno de los espacios. Por eso, sus recomendaciones sobre el uso de los tapabocas, es asegurarse de que la mascarilla funcione adecuadamente. Es decir, que ésta se ajuste cómodamente a nuestra cara, ya que los espacios pueden permitir que el aire con gotitas respiratorias entren y salgan por los bordes de las máscaras.

www.villavoalreves.com

Por lo tanto, se recomienda tener una mascarilla con alambre nasal, una pequeña tira de metal que se encuentra a lo largo de la parte superior de la máscara, ésta permite que se ajuste correctamente a nuestro rostro.

Otra recomendación, es el uso de las mascarillas de tela caseras, asegurarse que cuenten con una estructura de tres capas. Una capa más interna de un material hidrófilo, éste ayuda a absorber el agua con facilidad. Una externa elaborada de material hidrófobo, que viene impermeable y una capa hidrófoba intermedia que se ha demostrado que mejora la filtración y retiene las gotas.

Si no se cuenta con un tapabocas de tela que cumpla con las mencionadas capas, la CDC recomienda usar una mascarilla desechable debajo de la de tela. La idea es que la máscara  que se encuentra en la parte exterior presione con sus bordes la mascarilla interior sobre la cara para evitar flujos de aire, asegurándose de respirar fácilmente.