Se prohíbe la venta de animales vivos en las plazas de mercado de Bogotá


A partir del 11 de agosto empezó a regir el Acuerdo del Concejo Distrital 801 de 2021, que prohíbe la venta de animales vivos en las Plazas de Mercado del Distrito y en la vía pública, regulando la comercialización y reproducción de especies domésticas en Bogotá.

Entidades como la Secretaría de Gobierno, el IPES, el IDIPYBA y las Alcaldías Locales realizaron jornadas de inspección vigilancia y control en algunas Plazas de Mercado, donde se encontraron a algunos comerciantes vendiendo peces, y que se acogieron de manera voluntaria, al programa de reconversión económica que ofrece el Distrito para desestimular esta actividad económica.

Las personas que sean sorprendidas comercializando animales vivos en las Plazas de Mercado de Bogotá, podrán tener multas que van desde los $244.000 hasta los $969.000, suspensión temporal de la actividad económica y hasta el cierre definitivo si se descubre que son reincidentes. 

www.Villavoalreves.co 

Esta medida se ha tomado debido al seguimiento que se le ha hecho a este tipo de locales en las Plazas de Mercado, donde se han visto animales en jaulas insalubres, hacinados, y en condiciones de albergue crueles y precarias; el objetivo principal es dignificar las vidas de los animales, y acabar con su comercialización; por lo menos, en las plazas públicas y privadas del Distrito.  

Igualmente, el Instituto para la Economía Social (IPES), adelanta un proceso de reconversión económica para las personas que ocupan locales en los que se ha desarrollado la actividad de comercio de animales vivos; las Plazas de Mercado de Restrepo, el 20 de Julio, Trinidad Galán, 7 de agosto y en Kennedy.

El acuerdo también reglamenta las condiciones en las que se pueden comercializar dignamente los animales vivos en establecimientos privados, por lo que se están adelantando los controles por parte de la de la Secretaría de Gobierno a estos locales, para verificar el cumplimiento de las normas sanitarias y de higiene, y que se respeten los derechos de estas especies.

El Distrito también trabaja de la mano con el Ministerio de Ambiente para tipificar cuáles especies de aves son ornamentales, para expedir en los próximos meses la reglamentación que prohíba su venta y adopción en Bogotá a partir de febrero del 2022.