Se radica por tercera vez proyecto de ley para prohibir el “Fracking” en Colombia


Un grupo de congresistas colombianos, radicarán un proyecto de ley que contempla la prohibición de la exploración y explotación de los yacimientos no convencionales de hidrocarburos, en el territorio nacional mediante la tecnología de fracturamiento hidráulico. Los 52 parlamentarios de diferentes colectividades que firmaron la iniciativa, que será radicada ante la Secretaría General del Senado, busca la prohibición de esta debatida técnica mejor conocida como fracking; la cual será presentada por tercera vez ante el Congreso.

El proyecto de ley indica que, “La prohibición prevista en esta disposición es una medida legal fundada en el principio constitucional de precaución para la protección del medio ambiente y la salud de las actuales y futuras generaciones”. 

La iniciativa impulsada por el colectivo de ambientalistas “Alianza Colombia libre de Fracking” indica que no se podrán otorgar o suscribir contratos, licencias, concesiones o permisos ambientales para la exploración y explotación de yacimientos no convencionales de hidrocarburos mediante estas técnicas.

www.Villavoalreves.co 

A su vez, el proyecto señala que se deberán cumplir los tratados y protocolos internacionales sobre la protección de los derechos humanos y el medio ambiente en el país, en especial, aquellos de precaución, prevención, de priorización del agua para la vida, de la acción climática efectiva, con el fin de establecer unos márgenes para estas actividades extractivas.

Finalmente, la iniciativa explica que las autoridades competentes en el país tendrán un plazo de dos años para consolidar una política pública de acción climática efectiva, que vincule la promoción de energías renovables y un plan de diversificación energética que ayude a fomentar la sustitución de la exploración y explotación de combustibles fósiles en el país.

Asimismo, esta política pública deberá establecer unas metas progresivas, medibles, con la intención de disminuir la explotación en un 50% durante los próximos 10 años y de exploración en un 80% durante este periodo, en el que se deberá fomentar la transición energética y las economías locales.