Siete metros cúbicos de agua le quitaría el segundo proyecto de Chingaza a los llanos orientales


Tras la visita de la comisión de alto nivel al páramo de Chingaza, la Alcaldía de Villavicencio confirmó, que de llevarse a cabo la segunda fase del proyecto en esa zona de reserva natural, se afectaría el balance hídrico del piedemonte Llanero.

En el primer proyecto “le quitaron 14 m³/s de agua en los ríos Guayuriba y Guatiquía” y que la segunda fase contemplaría extraer 7 m³ de los ríos Guatiquía y Upía, expresó el asesor de la Secretaría de Medio Ambiente, Nelson Vivas Mora.

www.villavoalreves.co

Según los cálculos del funcionario, el recurso serviría para abastecer al menos a 5’000.000 de habitantes de Bogotá, 13 municipios de Cundinamarca y 2 del Tolima, afectando en cambio los ecosistemas de los llanos orientales.

“Estamos aunando esfuerzos para evitar que se afecte a los municipios de San Juanito, El Calvario, Puerto López y Villavicencio teniendo en cuenta, además, que el altiplano cundiboyacense no tiene agua propia y piensan tomarla de nuestra región”, sostuvo el asesor de despacho que integra la comisión por la defensa del Páramo de Chingaza.

Por su parte, el alcalde de Fómeque, Jorge Arturo Romero Romero, indicó que “estas nuevas obras deben ser compartidas directamente con la sociedad mirando los pro y contra, la idea es, que el Páramo de Chingaza se mantenga como se ha mantenido”, al confirmar su unión a la cruzada. Adicionalmente, Fómeque tiene el embalse más grande de Colombia y cuenta con gran parte de la reserva de Chingaza, por lo que también se vería afectado por el proyecto.