Sigue la batalla entre Cormacarena y la Alcaldía de Villavicencio

 Mientras la ciudadanía espera con ansiedad la construcción del puente que comunica el Parque Infantil y La Grama, las dos entidades se enfrascan en una disputa de poderes que nos está causando daño.

Mientras las dos entidades se acusan de demora en realizar solicitudes y demora en tiempos de respuesta, el puente sigue ahí, “igual”, sin dar servicio vehicular y convirtiéndose en una zona oscura, peligrosa, donde salen maleantes, un atracadero, lugar predilecto para la venta y consumo de alucinógenos, que ya no les basta con tener el Parque Infantil saturado de fumadores, y que ahora decidieron trasladarse a la orilla de Caño Parrado.

Por fin nos alegramos todos, ahora sí pueden realizar la licitación.

Pero, ahora resulta nuevamente Cormacarena manifestando en su nuevo comunicado, que aún falta cosas, que en ese permiso otorgado no se incluyen las obras de mitigación y que como no fueron contempladas, se deberán presentar ante la entidad.

¿Eso significará más tiempo para inicio de obras?

¿Zancadillas políticas?

No es la primer vez que Cormacarena (con o sin razón) “dilata” las acciones u obras que pretende realizar la Alcaldía de Villavicencio; recordemos el Parque Metropolitano, otro lugar de batalla, donde los comunicados y trinos van y vienen.

Por el afán de protagonismo, sumergen a Villavicencio en el atraso, en el caos de la movilidad e inseguridad como es este tema específico del Parque Infantil.

Indagando más sobre el tema, encontramos otros documentos en los cuales la Alcaldía de Villavicencio realizó la solicitud de ocupación de cauce ante Cormacarena, el día 29 de abril 2022.

¿Por qué Cormacarena resalta sus 80 días de trámite en su oficina, aludiendo que emplearon 80 días y no 90, que es el máximo plazo para contestar?

¿Acaso no sería mejor para la ciudad, que dieran celeridad e importancia y lo expidieran en tiempo record? 

¡Unos 45 días por ejemplo!

Y resáltenlo como increíble, que si quieren la ciudad y que realmente se unen al clamor de sus ciudadanos, como lo expresan en su comunicado.

¿No se puede ó no se quiere?

Viene el año 2023 cargado de unas buenas elecciones, una buena lucha de poderes políticos y parece se les olvida a los funcionarios que los cargos son de momento.