En cinco departamentos de Colombia se han entregado más cantidad de subsidios de desempleo durante la pandemia


Cundinamarca, Antioquia, Valle del Cauca, Bolívar y Santander son los departamentos en los que más se han entregado subsidios de desempleo durante la pandemia, según reportó Asocajas, el gremio de las cajas de compensación familiar.

De 101.485 ayudas, por $342.000’000.000, que se habían dado al 12 de junio, último reporte regionalizado de la entidad; 32.938 se localizaron en Cundinamarca; 19.909 en Antioquia; 9.147 en el Valle del Cauca; 5.839 en Bolívar y 5.276 en Santander.

De modo que, 72% de los subsidios dirigidos a las personas que perdieron su empleo como consecuencia del covid-19 estuvo concentrado en solo cinco de los 32 departamentos que componen el territorio nacional.

Esto sucedió porque esas ayudas, que son financiadas exclusivamente por los fondos de las cajas de compensación y no por el Gobierno Nacional, están dirigidos a desempleados que en los últimos cinco años hubiesen trabajado al menos 12 meses, de manera continua o no, de manera formal.

www.Villavoalreves.co

Esto, pone en evidencia, una vez más, las disparidades del mercado laboral colombiano, situación que se puede comprobar al revisar que solo 50,4% de los trabajadores locales estaban cotizando a pensión entre diciembre de 2019 y febrero 2020, cifra que corresponde al último reporte de informalidad disponible del Dane.

De hecho, ese análisis sobre informalidad no se ha realizado durante los meses de cuarentena, de modo que la cifra de cotizantes podría haber disminuido dramáticamente, gracias al incremento histórico del desempleo en abril y mayo.

Adicional a esto, según cálculos de Adrián Garlati, consultor del Banco Mundial y profesor de la Universidad Javeriana, la mitad de los trabajadores en Colombia devengan menos del salario mínimo, lo que hace que, necesariamente, queden excluidos de la formalidad, pues no pueden cotizar ni ser contratados legalmente en esas condiciones.

Otra de las observaciones de los académicos es que los desempleados que laboraban con contrato de prestación de servicios no pueden acogerse a los subsidios de las cajas de compensación, pues los empleadores no hacen el pago de los parafiscales.