Judicializadas seis personas señaladas de alterar y comercializar medicamentos vencidos en los Llanos Orientales y otras regiones del país

La Fiscalía General de la Nación, en un trabajo articulado con el CTI, el GAULA Militar de Cundinamarca y peritos especializados, impactó a una red señalada de alterar y comercializar medicamentos, alimentos, cosméticos, suplementos dietarios, entre otros productos que eran extraídos ilegalmente de diferentes empresas; realizando la captura de seis personas en diligencias realizadas en Bogotá y Soacha en Cundinamarca.

Durante los procedimientos fueron incautadas cerca de 350 toneladas de artículos manipulados y en malas condiciones, además de maquinaria e insumos líquidos y sólidos como tapas, envases y sellos de seguridad.

La organización ilegal, conocida como “Tapitas”, al parecer, obtenía mediante diferentes maniobras los productos vencidos y descompuestos que llegaban a una compañía dedicada a la destrucción de residuos industriales, y a diferentes centros de reciclaje. Posteriormente, los llevaba a inmuebles ubicados en las localidades de San Cristóbal y Los Mártires, donde los limpiaban, modificaban su apariencia, registro y fechas de caducidad para comercializarlos nuevamente en Bogotá, los Llanos Orientales y otras regiones del país.

www.Villavoalreves.co

El material de prueba y la evidencia física dan cuenta de que la estructura ofrecía un amplio catálogo criminal en el que incluían medicamentos esenciales y homeopáticos, cosméticos, artículos estéticos y de belleza, revitalizadores sexuales, vitaminas, bloqueadores solares, entre otros productos de uso, aplicación y consumo humano.

Una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos imputó a los seis capturados los delitos de concierto para delinquir agravado; y corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico. Los cargos fueron aceptados por los procesados.

Los investigados son:

  • Gloria Patricia Rodríguez Orozco y su hija, Karen Viviana Bernal Rodríguez; Mario Alonso Villalba Torres; y Mario Alberto Ocampo Arango, quienes estarían involucrados en la obtención a gran escala de los medicamentos, alimentos o cosméticos vencidos o descompuestos, y coordinar las actividades de alteración, limpieza, borrado y cambio de etiquetas para venderlos como artículos auténticos.
  • Francia Milena Murillo Cruz, supuesta encargada de sustraer productos de una empresa dedicada al tratamiento y disposición de desechos peligrosos. Al parecer, aprovechaba la cercanía que tendría con un directivo de la compañía para extraer los medicamentos, alimentos y otros elementos que, posteriormente, eran entregados a Gloria Patricia Rodríguez Orozco.
  • Pedro María Falla Lotero, señalado de manejar contactos con centros de reciclaje para adquirir diversos artículos de uso y consumo humano, los cuales eran modificados para comercializarlos en Bogotá y otras regiones del país.