Capturados por entregar certificados de conducción fraudulentos en Yopal – Casanare


Al parecer tres trabajadores de un centro de enseñanza automovilístico habrían entregado varias licencias de conducción de manera fraudulenta.

La Fiscalía Seccional de la Estructura de Apoyo EDA judicializó a dos hombres y una mujer por su presunta participación en la certificación irregular de varias personas como conductores quienes eran supuestamente capacitados en un centro especializado. Los hechos se habrían presentado entre marzo y agosto de 2019 en Yopal – Casanare.

La Seccional Casanare adelantó la investigación por las presuntas irregularidades presentadas; según información obtenida en diligencias de Policía Judicial, los implicados abusaron de su condición como trabajadores del centro de enseñanza automovilístico para, presuntamente, recibir aspirantes a tomar el curso teórico y práctico de conducción.

www.villavoalreves.co

En ese sentido, usaron el permiso otorgado a la academia por el Ministerio de Transporte para incurrir en conductas ilegales. Es el caso de Yuri Paola Martínez Suns quien habría entregado, al menos, diez documentos que certificaban la condición de conductor de determinadas personas, sin cumplir los requisitos exigidos. 

Por solicitud de la Fiscalía fueron realizadas diligencias de allanamiento y registro del inmueble donde funcionaba la escuela de capacitación. De la misma forma, fueron materializadas las capturas de Yuri Paola Martínez Suns de 33 años de edad, de John Jairo Cárdenas Alvarado de 26 años de edad y de Diego Andrés Villalba Mendoza de 42 años de edad. Los tres, supuestamente, hacían parte del grupo delincuencial denominado los “Pass Car”.

Ante el Juzgado Promiscuo Municipal de Maní – Casanare fue legalizado el procedimiento judicial y desarrolladas las audiencias concentradas contra los capturados. 

La Fiscalía imputó a los implicados cargos por los delitos de concierto para delinquir, acceso abusivo a un sistema informático y falsedad ideológica en documento público. Ninguno de los cuales fue aceptado.

El Juez del caso dispuso medida no privativa de la libertad condicionada para los imputados quienes deben presentarse cada ocho días a la Fiscalía que lleva el caso, no pueden salir del país y tienen prohibido concurrir a determinadas reuniones o lugares como el lugar de trabajo.